Entradas etiquetadas como software gestion riesgos

Los anticuerpos de la seguridad ferroviaria en época de crisis

 

En seguridad debemos estar vacunados y los anticuerpos deberían ser las sustancias que generan los Sistemas de Gestión de la Seguridad para combatir esta crisis que afecta a todo nuestro sistema.

 

 

Algunas vacunas, relacionadas con los Factores Humanos y Organizativos, introducen en el organismo antígenos que provocan la creación de los anticuerpos necesarios para inmunizarnos o al menos para gestionar la seguridad ferroviaria siendo más resilientes dentro de un escenario crítico como el Covid-19.
La vacuna tetravalente propuesta para evitar posibles contextos caóticos será la siguiente:

Liderazgo- Reporte de peligros-Cultura Positiva de Seguridad-Habilidades No Técnicas.
La continuidad del servicio de transporte en estos momentos de emergencia plantea desafíos profesionales, no sólo al personal que está más expuesto, sino a la dirección y al equipo técnico que debe servirles de apoyo. Lea todo el prospecto detenidamente:


1- Liderazgo. Más necesario que nunca, y afrontando sus propias incertidumbres y temores, los líderes han de contribuir a que sus equipos puedan afrontar los suyos. Debe cobrar prioridad la ética de los cuidados; la sociedad, el personal, no es un ente abstracto que administrar; cada persona es importante y todos somos vulnerables. Escuchar, hacerles partícipes de un objetivo común. Cuidarse uno mismo, cuidarnos los unos a los otros, cuidar al usuario. Ese usuario que trabaja en un hospital, en un supermercado, en la atención a los demás. Es tiempo de mostrar el lado más humano. Un liderazgo que sepa cambiar el miedo por responsabilidad, dando ejemplo; que se le vea a pie del problema y con capacidad de adaptarse a los cambios.
2- Reporte de peligros. Son momentos de excepcionalidad. Si queremos aprender de lo que ocurre en tiempo real (el tiempo juega en nuestra contra) debemos ser altamente permeables, capturar y notificar la mayor cantidad posible de peligros, ya que se está llevando el servicio y las tareas a alguno de sus límites, en particular los humanos. El personal estará más fatigado, más preocupado y será por tanto más propenso a cometer errores humanos. La comunicación de abajo-arriba es esencial para identificar posibles nuevos riesgos y mitigarlos. La propia evaluación de riesgos pasará un test de estrés (la peor situación posible) en lo que se refiere a la vulnerabilidad del elemento humano. Es, además, momento de responsabilidad, no de heroicidades ni de alardes.
3- Cultura Positiva de Seguridad. Aquellas organizaciones con una fuerte cultura de pertenencia que además hayan entendido los atributos de la seguridad sobrellevarán estas amenazas con mayores defensas. Será el conjunto de valores, normas y el modelo mental compartido el que posicionará las decisiones de seguridad como un objetivo común a perseguir frente a conductas erráticas y particulares. La cultura de seguridad está íntimamente relacionada con los otros tres componentes de esta vacuna, porque el liderazgo ayudará a visualizar la cultura y el intercambio de información junto con una ajustada percepción del riesgo se mostrarán como patrones de comportamiento preventivo.
4- Las Habilidades No Técnicas. Si hemos integrado las NOTECH ó NTS en nuestro proceso de habilitaciones y en el desarrollo de competencias de forma continuada, nuestros equipos estarán más preparados para afrontar el estrés que se deriva de esta crisis, percibirán mejor los riesgos y por tanto se expondrán menos a los contagios, al tiempo que gestionarán mejor las amenazas derivadas de sus posibles errores. Control del estrés, percepción de riesgo, y gestión de amenazas y errores, son algunas de las Habilidades No Técnicas más frecuentemente recomendadas, aunque también hay otras como las habilidades de comunicación, el trabajo en equipo o la conciencia situacional que servirán para que la variabilidad humana haga aportaciones positivas, entendiendo el correcto alcance de las normas en situaciones complejas.


Esta vacuna no evitará que su sistema ferroviario tenga incidentes. Estos seguirán ocurriendo, pero lo hará menos vulnerable y más resiliente, permitiendo a su organización estar en disposición de aprender de la experiencia, reforzando el sistema inmunitario de su SGS gracias a los Factores Humanos y Organizativos, que por supuesto dan resultados positivos y hasta excepcionales.


Recibid un cordial saludo y recordad poneros la vacuna de los FHO y la Cultura de Seguridad que tan bien nos protege en tiempos de crisis.

, , , , , , , ,

Deja un comentario

¡ Ojo al dato !

La trascendencia de “conocer los datos”, o decidir “con los datos en la mano” cada vez es mayor en un mundo ligado a riesgos de todo tipo, sean estos económicos (que siempre acaban siéndolo) o riesgos para la seguridad.

“El programa de análisis de Datos para la flota MD-80 no estaba en pleno funcionamiento en el momento del accidente”, en efecto estamos hablando del accidente del avión de Spanair en Madrid, donde fallecieron154 personas, el mayor siniestro aéreo en territorio español desde los años setenta.

El contrainforme del Colegio de Pilotos de aviación comercial y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)  destacan que no se puede “ocultar la gravedad de este hecho al no mencionar su utilidad para la prevención de accidentes”.

Tan sencillo como disponer de una aplicación informática y alimentarla, tan sencillo como percibir el potencial de prevención  conociendo y registrando errores, averías  rutinarias que puedan pasar inadvertidas, porque si bien pueden no tener en su momento consecuencias fatales, bien pueden alinearse con otros factores que convierten los fallos aislados en una espiral hacia el desastre.

Los gestores de la seguridad de cualquier industria y las autoridades, responsables de que se cumplan e implanten los avances en materia de seguridad, no deberían pasar por alto que no son necesarias grandes inversiones en nuevos materiales y costosos desarrollos tecnológicos, ya que en muchas ocasiones programas sencillos pero altamente eficientes podrían evitar errores, podrían romper la cadena de fallos que lleva a accidentes como el que estamos mencionando.

Esas deficiencias en el sistema aéreo español, que señalan los pilotos en su informe y esa falta de control de las autoridades aeronáuticas pueden estar presentes como factores subyacentes en las principales compañías de trasporte de nuestro país. Ya va siendo hora de que la Administración tome cartas en el asunto y dé un empujón definitivo a la verificación de los Sistemas de Gestión de Seguridad, donde además del consabido “recorta y pega”  ha de demostrarse qué están haciendo las compañías para evitar que los errores se repitan, máxime cuando estos ya  se ha demostrado que tienen consecuencias catastróficas. No es suficiente con buena actitud y cumplir con los mínimos, hay que comprometerse a erradicar los fallos y ponerle fecha en las agendas. Pues ya lo saben: ¡ojo al dato!

Un saludo, Fiabilidad y Factores Humanos

, , , , ,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: